El desafío

Las prácticas manuales de composición farmacéutica tradicional basada en la aguja y en la jeringa pueden suponer un grave riesgo para la seguridad tanto del médico como del paciente.1

Se requiere la composición farmacéutica de medicamentos para crear mezclas terapéuticas singulares para el paciente. No obstante, cuando estos fármacos se formulan manualmente, factores humanos tales como las interrupciones, la fatiga y los olvidos están reconocidos en las publicaciones clínicas como elementos que contribuyen a errores en el proceso de preparación.1,2

Dianasolution -CO1

La contaminación de los fármacos personalizados para el paciente puede producir daños graves o la muerte del mismo.

Incidentes recientes relacionados con la contaminación de fármacos y muertes de pacientes asociadas con una farmacia de compuestos farmacológicos, ponen de relieve los retos a la seguridad que están asociados con los procesos actuales de composición de fármacos en todo el país. Organizaciones tales como el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de los EE.UU. y la Farmacopea de Estados Unidos (USP ) recomiendan la utilización de sistemas cerrados para una mejor protección del personal clínico frente a la exposición a fármacos peligrosos, al tiempo que se protege la fórmula destinada al paciente de la exposición a contaminantes ambientales.3,4

En farmacia oncológica, la exposición a fármacos peligrosos durante la preparación y reconstitución de preparaciones supone un riesgo importante para la seguridad del trabajador sanitario.

Se ha comprobado que la toxicidad de los fármacos peligrosos y los peligros de la exposición prolongada a estos provocan la pérdida del cabello, erupciones en la piel, infertilidad, pérdida del embarazo, defectos de nacimiento e incluso leucemia u otras formas de cáncer en los empleados de los centros de salud.5,6,7,8 Los estudios indican que los empleados pueden estar en riesgo de exposición a estos fármacos durante su ciclo de vida: desde la fabricación, la distribución y el uso en entornos de salud clínicos o de cuidados domésticos, hasta la eliminación de los desperdicios. Los empleados de los centros de salud que manipulan estos fármacos pueden estar expuestos a la inhalación de aerosoles o polvo generados durante la preparación farmacéutica y la administración de cuidados de enfermería, o a través del contacto directo con la piel por pinchazos accidentales, derrames o la limpieza de derrames.

Los profesionales clínicos que participan en la preparación de compuestos pueden también sufrir lesiones musculoesqueléticas.9

La composición de fármacos en condiciones de esterilidad exige que los profesionales clínicos preparen los medicamentos bajo la protección de una cámara de seguridad biológica. Muchas de estas cámaras disponen de una ventana corredera que limita los movimientos. Dicha limitación puede obligar al técnico a mantener posturas extrañas o estáticas mientras trabaja en la composición de los medicamentos. Asimismo, movimientos repetitivos tales como el llenado de jeringas o el estrés por contacto, por ejemplo apoyarse sobre superficies de trabajo, pueden también contribuir a la aparición de lesiones musculoesqueléticas.

Nuestra solución

El sistema de composición de fármacos peligrosos Diana es el primer sistema automatizado controlado por el usuario, sin aguja y en condiciones estériles, para la preparación y reconstitución de fármacos peligrosos de forma precisa, segura y eficaz.

El sistema Diana elimina las variaciones del proceso manual de preparación de fármacos, y permite al personal clínico crear un proceso repetible de preparación en condiciones estériles y con seguridad en la manipulación. El sistema Diana está concebido para facilitar la preparación de fármacos en volúmenes grandes o pequeños, cabe en la cámara de seguridad biológica de la farmacia y se adapta a los procesos de trabajo farmacológicos existentes. El sistema permite también comprobaciones y avisos automatizados para mejorar la eficiencia y la seguridad en el proceso.

Untitled -9

Hablamos de una tecnología de composición de fármacos precisa, segura y eficaz, al alcance de la mano.

  • Composición de fármacos automatizada, controlada por el usuario para la máxima precisión y seguridad.
    A diferencia de las tecnologías automatizadas que requieren grandes inversiones y no se adaptan a los procesos de trabajo existentes, el sistema Diana permite a Químicos y técnicos tener el control del proceso de composición de fármacos de principio a fin.

  • AseAl tratarse de un sistema cerrado, se preserva la seguridad del trabajador y la esterilidad del compuesto.
    El sistema Diana cabe bajo la campana de protección de la cámara de seguridad biológica y protege al personal clínico de la exposición a fármacos peligrosos y de pinchazos accidentales, al mismo tiempo que protege al fármaco del paciente de la exposición a contaminantes ambientales.

  • Reduce el riesgo de lesiones por esfuerzos repetitivos.
    Libere a los Químicos y técnicos de muchos de los movimientos repetitivos que son necesarios para preparar o reconstituir los fármacos, y reduzca las tensiones y lesiones que pueden producirse como resultado.

  • Aumenta la eficiencia y reduce los residuos de fármacos.
    Contribuyendo a mejorar la eficiencia en la composición de fármacos en gran volumen, el sistema Diana ofrece eficiencia en el proceso de preparación al mismo tiempo que contribuye a reducir los residuos farmacológicos aprovechando cada partícula de fármaco de cada recipiente.

Referencias

  1. http://www.ashpmedia.org/advantage/2cpe/compounding/handout_compounding_ondemand.pdf

  2. http://www.usp797.org/QA-E25.htm

  3. NIOSH (US). Prevention of Occupational Exposure to Antineoplastics and Other Hazardous Drugs in Healthcare Settings. September 2004.

  4. United States Pharmacopeia (USP) 797. Pharmaceutical Compounding, Sterile Preparations. 2007.

  5. Connor TH, McDiarmid MA. Preventing occupational exposures to antineoplastic drugs in health care settings. CA Cancer J Clin 2006; 56: 354-365.

  6. National Institute for Occupational Safety and Health. NIOSH Alert: preventing occupational exposures to antineoplastic and other hazardous drugs in the health care setting. Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupation Safety and Health, DHHS (NIOSH) Publication No. 2004-165. Washington, DC: U.S. Department of Health and Human Services.

  7. Valanis B, Vollmer WM, Steele P. Occupational exposure to antineoplastic agents: self-reported miscarriages and stillbirths among nurses and pharmacists. Journal of Occupational and Environmental Medicine: 41(8) August 1999;632-638.

  8. Skov T, Maarrup B, Olsen J et al. Leukaemia and reproductive outcome among nurses handling antineoplastic drugs. British J of Industrial Medicine 1992; 49:855-861.

  9. http://www.viha.ca/NR/rdonlyres/BBBA8A3A-8C54-484D-9CF3-5A2B8E0A4971/0/guide_ohsah_ergo_guide_for_hospital_pharmacies.pdf