El desafío

SighealthhazardEl cáncer es la principal causa de muerte en el mundo, que ocasionó la muerte de aproximadamente 7.9 millones de personas solo en 2007, y los expertos esperan que estas cifras se dupliquen antes de 2030.1 La manipulación insegura de fármacos peligrosos utilizados en el tratamiento de varias formas de cáncer ha sido reconocida desde los años setenta como un peligro importante para la salud de los empleados. Se ha comprobado que la toxicidad de los fármacos peligrosos y los peligros de la exposición prolongada a estos provocan la pérdida del cabello, erupciones en la piel, infertilidad, pérdida del embarazo, defectos de nacimiento e incluso leucemia u otras formas de cáncer en los empleados de las instituciones de salud.2,3,4,5 Los estudios indican que los empleados pueden estar en riesgo de exposición a estos fármacos durante su ciclo de vida: desde la fabricación, la distribución, el uso en instituciones de salud hasta la eliminación de los desperdicios. Los empleados de las instituciones de salud que manipulan estos fármacos pueden estar expuestos a la inhalación de aerosoles o polvo generados durante la preparación y aplicación de enfermería o a través del contacto directo con la piel por pinchazos accidentales, derrames o la limpieza de derrames.

Disminución de riesgo

El enfoque de salud ocupacional básico para disminuir la exposición a cualquier peligro en el lugar de trabajo es una jerarquía de los métodos de control, que incluye la eliminación o el reemplazo del peligro, controles de ingeniería, controles administrativos y equipos de protección personal (PPE, por su sigla en inglés). Las pautas actuales para la manipulación segura de fármacos peligrosos establecidas por NIOSH, ASHP, y ONS se basan en estos principios de salud ocupacional.

Los procedimientos para la preparación de los fármacos pueden variar según la institución. En algunos lugares, las cabinas de seguridad biológica Clase II o Clase III se utilizan para la preparación de fármacos peligrosos, mientras que otros sitios utilizan sistemas de aislamiento para obtener asepsia y contención.6 La preparación de fármacos debe realizarse en un entorno controlado sin desorden y limpiado adecuadamente, cuyo acceso se limite a personal autorizado siguiendo todas las recomendaciones en cuanto a los PPE.

Onco -safety -mit -circle

La Oncology Nursing Society (ONS, Sociedad de Enfermería Oncológica) desarrolló directrices detalladas sobre la administración de fármacos peligrosos que hacen hincapié en la importancia de los PPE para la tarea a realizar, el uso de sistemas sin agujas siempre que sea posible y el uso de tubos por vía intravenosa preparados por la farmacia o preparados en el centro de atención con una solución, en vez del fármaco.7 

Dentro de la institución, los fármacos peligrosos deben envasarse y transportarte de manera tal que se evite el daño y la contaminación posterior del ambiente, el fármaco mismo y todo el personal que participa en el proceso diario de manipulación y transporte de estos fármacos. Los contenedores de protección deben ser de espuma moldeada o de algún material parecido a la esponja, de manera tal que los fármacos estén bien sujetados. Además, los contenedores deberán tener una etiqueta para identificar su contenido como peligroso y para especificar las condiciones de luz y temperatura a las que las drogas deberían mantenerse.8 

La confianza en que los BSC y PPE brindan una protección total contra la exposición a fármacos peligrosos puede ofrecer una sensación de seguridad falsa. Otros factores que pueden contribuir a la contaminación son los derrames que no se informan o se limpian mal, así como también el transporte y la ubicación de los objetos contaminados.

Dispositivos de transferencia de sistema cerrado

El uso de un dispositivo de transferencia de sistema cerrado (CSTD), además de otras precauciones de seguridad, como guantes, batas, máscaras y campanas de preparación con ventilación, representa una manera comprobada de aumentar los niveles de seguridad al preparar, transportar, administrar y desechar los fármacos peligrosos. CSTD es un término genérico utilizado para describir un dispositivo que no permite que ninguna sustancia, incluso vapores, líquidos o polvos, salgan del vial o la bolsa durante todo el proceso de manipulación segura. NIOSH y el Capitulo 797 de la United States Pharmacopeia (USP) recomiendan el uso de un CSTD para disminuir la exposición ocupacional a fármacos peligrosos.9,10 NIOSH define un sistema cerrado como aquel que mecánicamente previene la transferencia de contaminantes ambientales al sistema y el escape de fármaco o vapor fuera del sistema.

Increase -safety

Varios estudios han demostrado la eficacia de los CSTD a la hora de reducir la contaminación de la superficie, la emisión transportada por el aire y la exposición de los empleados del cuidado de la salud.11,12

Un estudio comparó la contaminación de la superficie en 22 farmacias de hospital de los EE. UU. luego de la preparación siguiendo técnicas de preparación de fármacos estándar, en comparación con el uso de un CSTD. El estudio llego a la conclusión de que se observó una disminución en los niveles de contaminación para todos los fármacos evaluados - ciclofosfamida, ifosfamida, y 5-fluorouracil - en un 95%, 90%, y 65%, respectivamente.13

Al evaluar los CSTD, los trabajadores de la salud e instituciones de salud deben considerar varios factores para determinar qué sistema es adecuado para ellos. Como se mencionó anteriormente, los estudios han demostrado con claridad que el uso de un CSTD puede aumentar de manera notoria la seguridad de las personas involucradas en la manipulación de fármacos peligrosos. Y si bien estos sistemas brindan un mayor nivel de protección a todas aquellas personas que participan en el proceso de manipulación segura -desde la preparación, el transporte, la administración y la eliminación- la tecnología aun está en desarrollo, y ningún CSTD disponible en el mercado puede, en este momento, afirmar una eliminación del 100% de toda exposición a fármacos peligrosos, a pesar de su capacidad de disminuir el riesgo de manera considerable.

Nuestra solución

El Dispositivo de transferencia de sistema cerrado ChemoClave®

En respuesta a riesgos bien documentados relacionados con la manipulación de fármacos peligrosos, ICU Medical ha desarrollado el dispositivo de transferencia de sistema cerrado ChemoClave, el único dispositivo en el mundo con sistema cerrado adecuado para la transferencia de fármaco (CSTD, por sus siglas en inglés) y sin aguja para la manipulación segura de fármacos peligrosos.

Chemo ClaveLos CSTD ChemoClave se componen del dispositivo de acceso al vial CSTD sin aguja Genie®, diseñado con un globo interno que automáticamente equilibra la presión en el vial del fármaco al extraer los fármacos peligrosos del interior; una selección de bayonetas para bolsa sin aguja; y equipos primarios complementarios y de administración que poseen el conector luer macho CSTD Spiros®. Spiros se puede acoplar a una jeringa o en el final de una línea intravenosa y se autosella automáticamente siempre que se desconecta, para proteger la integridad del contenedor de líquidos IV. El Spiros también puede tener acceso al conector Clave® de Genie.

Preparation - ChemoClave

Preparación segura

El CSTD ChemoClave permite contar con un sistema mecánica y microbiológicamente cerrado, sin aguja, durante la preparación de fármacos peligrosos, que le aporta seguridad y le ayuda a cumplir con las directrices recomendadas.

Transport - ChemoClave

Transporte seguro

Al mantener un sistema cerrado, el CSTD ChemoClave contribuye a prevenir las fugas y los derrames durante el transporte de fármacos peligrosos desde la farmacia hasta enfermería.

 

Administration - ChemoClave

Administración segura

El CSTD ChemoClave aumenta el nivel de seguridad para usted y sus pacientes al evitar desconexiones accidentales y reducir al mínimo la exposición al fármaco, sin necesidad de modificar ningún protocolo de enfermería habitual.

Disposal - ChemoClave

Eliminación segura

El CSTD ChemoClave permanece mecánica y microbiológicamente cerrado durante su vida y hasta su desecho, para evitar la exposición potencial de usted y del medio ambiente al fármaco.

Ventajas clínicas y de funcionamiento

Además de cumplir con las directrices del NIOSH y ASHP, el CSTD ChemoClave es un sistema intuitivo, fácil de usar, sin aguja y preferido por los enfermeros, que ayuda a garantizar el cumplimiento con los protocolos y directivas desde el principio hasta el final. Un estudio que comparaba los sistemas PhaSeal y ChemoClave indicó que las prácticas y los procedimientos de trabajo respecto del funcionamiento del producto parecían ser un factor importante en la contención de fármacos peligrosos y en la seguridad de las agujas al usar PhaSeal, pero no al usar ChemoClave, que requiere menos pasos de uso y no tiene aguja.14 En un informe anterior que comparaba los mismos dos CSTD en un estudio comparativo directo, los autores llegaron a la conclusión de que había diferencias entre los dos sistemas en cuanto a la eficacia de controlar la contaminación de la superficie.15

En un artículo de marzo de 2011 del Journal of Oncology Pharmacy Practice, los autores llegaron a la conclusión de que "Si, de hecho, los dos sistemas cerrados diferentes disponibles son igualmente eficaces, entonces, la elección debe realizarse en función del costo y la facilidad de uso". Asimismo, el artículo exhortaba a los hospitales a que se aseguraran de que el CSTD que eligieran "sea capaz de contener fármacos peligrosos durante todo los pasos de manipulación, desde la reconstitución hasta la administración".16 Con esa finalidad, según un estudio reciente que comparaba todos los CSTD disponibles en el mercado, ChemoClave ofrecía ahorros significativos en los costos a los hospitales, al mismo tiempo que obtenía la máxima puntuación en términos de facilidad de uso, utilidad y percepción de seguridad para un equipo de evaluación interdisciplinario de químicos, enfermeros y profesionales de análisis de valor.17

Referencias

  1. World Health organization (WHO). http://www.who.int/features/qa/15/en/index.html (accessed august 2009).
  2. Connor TH, McDiarmid MA. Preventing occupational exposures to antineoplastic drugs in health care settings. CA Cancer J Clin 2006; 56: 354-365.
  3. National Institute for Occupational Safety and Health. NIOSH Alert: preventing occupational exposures to antineoplastic and other hazardous drugs in the health care setting. Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupation Safety and Health, DHHS (NIOSH) Publication No. 2004-165. Washington, DC: U.S. Department of Health and Human Services.
  4. Valanis B, Vollmer WM, Steele P. Occupational exposure to antineoplastic agents: self-reported miscarriages and stillbirths among nurses and pharmacists. Journal of Occupational and Environmental Medicine: 41(8) August 1999;632-638.
  5. Skov T, Maarrup B, Olsen J et al. Leukaemia and reproductive outcome among nurses handling antineoplastic drugs. British J of Industrial Medicine 1992; 49:855-861.
  6. National Institute for Occupational Safety and Health. NIOSH alert: preventing occupational exposures to antineoplastic and other hazardous drugs in the health care setting. Centers for Disease Control and Prevention, national institute for occupation Safety and Health, DHHS (NIOSH) Publication no. 2004-165. Washington, DC: U.S. Department of Health and Human Services.
  7. Polovoch M, White JM, Kelleher LO, eds. Chemotherapy and biotherapy guidelines and recommendations for practice. Pittsburgh, Pa. oncology nurses Society; 2005.
  8. International Society of Oncology Pharmacy Practicioners Standards Committee. ISOPP standards of practice. Section 2 - Transport of cytotoxics.  J oncol Pharm Pract. 2007; 13 Suppl:1-81. 
  9. American Society of Hospital Pharmacists. ASHP technical assistance bulletin on handling cytotoxic and hazardous drugs. am J Hosp Pharm 1990; 47:1033-1049.
  10. The United States Pharmacopial Convention. USP<797> Guidebook to pharmaceutical compounding - sterile preparations. in: The United States Pharmacopial Convention, Rockville, MD, 2008.
  11. Harrison BR, Peters BG, Bing MR. Comparison of surface contamination with cyclophosphamide and fluorouracil using a closed-system drug transfer device versus standard preparation techniques. Am J Health-Syst Phar 2006; 63: 1736-1744.
  12. Sessink PJM, Rolf ME, Ryden NS. Evaluation of the PhaSeal Hazardous Drug Containment System. Hosp Pharm 1999; 34:1311-1317.
  13. Sessink PJ, Connor TH, Jorgenson JA, Tyler TG. Reduction in surface contamination with antineoplastic drugs in 22 hospital pharmacies in the US following implementation of a closed-system drug transfer device. J oncol Pharm Practice. 2011 Mar; 17(1):39-48.Epub 2010 feb 15.
  14. Zock M, Soefje S, Rickabaugh K. Evaluation of surface contamination with cyclophosphamide following simulated hazardous drug preparation activities using two closed-system products. J oncol Pharm Practice, august 12, 2010.
  15. Ledford a, Maliakal P, Rogers Tl, Mackey M. Evaluation of two closed system transfer devices in an outpatient community cancer centre. Poster 144. in: American College of Clinical Pharmacy annual meeting, Orlando, FL, October 2009.
  16. Davis J, Mclauchlan R, Connor TH. Exposure to hazardous drugs in Healthcare: an issue that will not go away. J Oncol Pharm Pract 2011 17: 9.
  17. Saria M et al. The Cost of Safety: Closed System Transfer Devices, abstract accepted at the International Forum on Quality & Safety in Healthcare, april 2011, Amsterdam NL.