El desafío

Se calcula que, en todo el mundo, más de tres millones de trabajadores de la salud sufren alguna lesión por pinchazos con agujas al año.1

Las lesiones por pinchazo de aguja informadas con mayor frecuencia involucran al personal de enfermería, que está expuesto a los patógenos transmitidos por la sangre, entre ellos HBV, HCV, y HIV, que pueden poner en peligro la vida de las personas. El impacto emocional de una lesión por pinchazo de aguja puede ser grave y de larga duración, incluso cuando no se transmite una infección grave. Por lo tanto, NIOSH y otras organizaciones alientan las iniciativas para eliminar los dispositivos con aguja cuando existen otras alternativas seguras y eficaces.2

Un dispositivo de transferencia de sistema cerrado (CSTD, por su sigla en inglés) solamente es eficaz cuando se utiliza de manera correcta.

Si el funcionamiento correcto es complicado, es probable que la institución de salud desarrolle problemas relacionados con el funcionamiento, ya que el personal evitará el uso del dispositivo a favor de un proceso menos complicado. En el caso de los CSTD, es más probable que esto suceda en la fase de administración, donde el personal de enfermería ha tenido menos información a la importancia de los procesos de manipulación segura, y las preocupaciones de la carga de trabajo conducen a un deseo de reestructurar los procesos siempre que sea posible.

Varios CSTD disponibles en el mercado requieren el armado y desarmado de varias partes complejas para que sean eficaces. Se ha documentado que las prácticas y los procedimientos de trabajo respecto del funcionamiento del producto son un factor importante en la contención de fármacos peligrosos y la seguridad de las agujas al utilizar varios de estos dispositivos.

Nuestra solución

Al ser el único sistema 100% sin aguja del mundo para la manipulación segura de fármacos peligrosos, ChemoClave® CSTD elimina por completo el riesgo de pinchazos peligrosos por agujas.

Needle Free

Los dos componentes del dispositivo de sistema cerrado de transferencia ChemoClave, Spiros® y Clave® califican como sistemas cerrados para la transferencia de fármacos sin aguja; ambos cuentan con una tecnología pasiva de autosellado que automáticamente lleva al dispositivo a la posición de cerrado al desconectarse, ya sea de manera accidental o intencionada. Los equipos de tubos integrados y cerrados se caracterizan por conexiones unidas de manera permanente que eliminan los elementos "adicionales", el tener que "quitar las espigas" de bolsas secundarias y la posibilidad de puntos de desconexión inseguros. El uso del conector sin aguja Clave ha demostrado que ocasiona una menor incidencia de colonización en la conexión, en la punta del catéter y en la piel; una menor cantidad de infecciones del torrente sanguíneo relacionadas con el catéter (CRBSI, por su sigla en inglés) y la eliminación de los pinchazos accidentales, en comparación con los sistemas abiertos convencionales.3

Se ha comprobado clínicamente que el dispositivo de transferencia de sistema cerrado ChemoClave es fácil de usar durante todo el proceso de manipulación de fármacos peligrosos.

Además de cumplir con las pautas del NIOSH y ASHP, el CSTD ChemoClave es un sistema intuitivo, fácil de usar, sin aguja y preferido por los enfermeros, que ayuda a garantizar el cumplimiento desde el principio hasta el final.Easy -to -use Un estudio que comparaba los sistemas CSTD PhaSeal® y ChemoClave indicó que las prácticas y los procedimientos de trabajo en relación con el funcionamiento del producto parecían ser un factor importante en la contención de fármacos peligrosos y en la seguridad de las agujas al usar PhaSeal, pero no al usar el CSTD ChemoClave, que requiere menos pasos de uso y no tiene aguja.4 En un informe anterior que comparaba los mismos dos CSTD en un estudio comparativo directo, los autores llegaron a la conclusión de que no existían diferencias entre los dos sistemas en cuanto a la eficacia de controlar la contaminación de la superficie.5

En un artículo de marzo de 2011 del Journal of Oncology Pharmacy Practice, los autores llegaron a la conclusión de que "Si, de hecho, los dos diferentes sistemas cerrados que están disponibles son igualmente eficaces, entonces, la elección debe realizarse en función del costo y la facilidad de uso". Asimismo, el artículo exhortaba a los hospitales a que se aseguraran de que el CSTD que eligieran "sea capaz de contener fármacos peligrosos durante todo los pasos de manipulación, desde la reconstitución hasta la administración".6 Con esa finalidad, según un estudio reciente que comparaba todos los CSTD disponibles en el mercado, el CSTD ChemoClave ofrecía ahorros significativos en términos de costos a los hospitales, al mismo tiempo que obtenía la máxima puntuación en cuanto a facilidad de uso, utilidad y percepción de seguridad para un equipo de evaluación interdisciplinario de químicos, enfermeros y profesionales del análisis de costos.7

Referencias

  1. Henry K, Campbell S [1995]. Needlestick/sharps injuries and HIV exposures among health care workers: national estimates based on a survey of U.S. hospitals. Minn Med 78:1765.1768.
  2. National Institute for Occupational Safety and Health. NIOSH Alert: preventing occupational exposures to antineoplastic and other hazardous drugs in the health care setting. Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupation Safety and Health, DHHS (NIOSH) Publication No. 2004-165. Washington, DC: U.S. Department of Health and Human Services.
  3. Bouza E, Muñoz P, López-Rodríguez J, Jesús Pérez M, Rincón C, Martín Rabadán P, Sánchez C, Bastida E. A needlefree closed system device (Clave) protects from intravascular catheter tip and hub colonization: a prospective randomized study. J Hosp Infect. 2003 Aug; 54(4):279-87.
  4. Zock M, Soefje S, Rickabaugh K. Evaluation of surface contamination with cyclophosphamide following simulated hazardous drug preparation activities using two Closed-system products. J Oncol Pharm Practice, August 12, 2010.
  5. Ledford A, Maliakal P, Rogers TL, Mackey M. Evaluation of two closed system transfer devices in an outpatient community cancer centre. Poster 144. In: American College of Clinical Pharmacy annual meeting, Orlando, FL, October 2009.
  6. Davis J, McLauchlan R, Connor TH. Exposure to hazardous drugs in Healthcare: An issue that will not go away. J Oncol Pharm Pract 2011 17: 9.
  7. Saria M et al. The Cost of Safety: Closed System Transfer Devices, Abstract Accepted at the International Forum on Quality & Safety in Healthcare, April 2011, Amsterdam NL.